Santalucia.jpg

Santa Lucía, virgen y mártir, nacida en Siracusa, en la isla de Sicilia, fue educada en la fe cristiana por sus padres, su madre se llamada Eutiquía y su padre que murió cuando era niña posiblemente se llamaba Lucio. Su madre muy enferma la comprometío para casarse con un joven pagano, Lucía tenía su virginidad consagrada al Señor, le pidio que rezasé en la tumba de Santa Águeda, y al estar curada, le pidió a su madre que deshiciese el compromiso, el joven pagano, denunció a Lucía como cristiana al procónsul Pascacio, durante la gran persecución de Dioclesiano. Durante el juicio, Pascacio le ordenó que hiciese sacrificios a los dioses páganos, pero ella se negó, la amenazó con llevarla a un prostíbulo para que la violacen, pero los soldados no pudieron llevarsela, quisieron quemarla pero no pudieron, la sacaron los ojos, pero continuaba viendo, finalmente fue decapitada.

Su festividad es el 13 de diciembre y es patrona de los ciegos, pobres, niños enfermos, Siracusa y Venecia.

Oraciones[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.