Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente y con todo el afecto de mi alma, os agradezco las apariciones de la Santísima Virgen, en Fátima. Por los méritos infinitos del Santísimo Corazón de Jesús y por la intercesión del Corazón Inmaculado de María, os pido que, si es para vuestra mayor gloria y bien de nuestras almas, os dignéis glorificar ante la Santa Iglesia a los beatos Francisco y Jacinta, concediéndonos, por su intercesión, la gracia que os pedimos. Así sea.
Padrenuestro, Avemaría  y Gloria.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.