Oh Dios, tu siervo Enrique nos dio un alegre ejemplo de vida cristiana a tráves de su quehacer cotidiano en la familia, el trabajo, la empresa y la sociedad. Ayúdame a seguir sus pasos con una profunda vida de unión contigo y de apostolado cristiano.
Dígnata glorificarlo y concédeme por su intercesión el favor que te pido... Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.