Padre Dios , te damos gracias por tu querido hijo
el Obispo Enrique Alvear.
El nos mostró con su oración, su sencillez y su cercanía
humana el hermoso rostro de Jesús, el Buen Pastor .
Nos enseñó a amar a tu iglesia, a la Eucaristía,
a la Palabra de Dios y a la Virgen María ;
El Consagró con alegría su vida a los predilectos de Jesús;
los pobres, los sufrientes y los más postergados.
Nos dio fiel testimonio del Evangelio del Amor,
y colaboró con su corazón misionero
a establecer tu Reino de Verdad, de Justicia y de Paz.
Si es tu voluntad, Padre, dígnate abrir los caminos a su beatificación.
Te lo pedimos en nombre de Cristo nuestro Señor.
Amén.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.