Oh Dios mío, Tú que eres el Dios de sabiduría y del buen consejo, Tú que lees en mi corazón el sincero deseo de agradarte solo a Ti y de hacer todo conforme a Tu Santa Voluntad en cuanto a mi decisión sobre el estado de vida; por la intercesión de la Santísima Virgen María, Madre mía, y de mis Santos Patronos, concédeme la gracia para saber qué vida he de escoger, y para abrazarla una vez conocida, a fin de que así pueda yo buscar Tu gloria y merecer la recompensa celestial que has prometido a los que hacen Tu Santa Voluntad.

Amén.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.