Señor concédeme:

  • La serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar
  • El valor para cambiar aquellas que puedo
  • Y la sabiduría para conocer la diferencia.


Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre: - lo que debo pensar,

  • lo que debo decir,
  • como debo decirlo,
  • lo que debo callar,
  • lo que debo escribir,
  • como debo de obrar.

Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad. Señor dame el balance divino en mi vida. Gloria a ti Señor.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.