San Francisco de Laval.jpg

Dios Padre nuestro

te damos gracias por Francisco de Laval,

primer obispo de tu Iglesia en Nueva Francia,

a quien nos encomendaste.


Por la intercesión de este gran testigo

de la Buena Nueva de tu Hijo Jesucristo,

por su fe y su caridad,

guíanos en el camino de la Nueva Evangelización.


Suscita nuevos pastores para nuestros tiempos.

Haz de nosotros unos hijos de la Palabra de Dios

para que llevemos la luz de tu Evangelio

a todo el mundo.


Amén

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.