Oh Dios, que en la adolescente
Laura Vicuña, has unido
Una admirable fortaleza de espíritu
Con el candor de la inocencia,
Concede, por su intercesión,
Que también nosotros,
Superando con entereza
Las arduas pruebas de la vida,
Podamos vivir e irradiar
La bienaventuranza prometida
A los puros de corazón.
Por Cristo, Nuestro Señor.
Amén

Énlaces externos[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.