Oh Dios, que concediste a Santa Carmen Sallés la abundancia de tu gracia, un profundo amor a la Virgen Inmaculaday el conocimiento de tu predilección por la infancia y la juventud, haz de cada uno de nosotros un instrumento dócil a tus inspiraciones, para que, como ella, seamos testigos ante el mundo de las maravillas de tu amor. Ayúdanos a recorrer con María, Madre y Modelo, el camino de una plena fidelidad a Cristo y a su Iglesia, sirviendo con amor a nuestros hermanos. Dígnate concedernos la gracia que por su intercesión te pedimos (...) Por Jesucristo nuestro Señor. Así sea.

(Padrenuestro, Avemaría, Gloria)

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.