Simone Martini 047.jpg

Clara, corazón derramado,

pon en pie la alegría.

Clara, loca de amor,

ordena la ternura en su sitio.

Clara, de nombre y de vida,

guíanos en la noche.

Clara, vendaval del espíritu,

disipa nuestros miedos.

Clara, candil sobre la mesa,

únenos en familia.

Clara, la de los ojos limpios,

limpia el polvo de nuestros

párpados.

Clara, madre y hermana,

ruega por nosotros/as.

Ruega por estas manos

que a veces se equivocan.

Ruega por estos ojos que a veces se cierran.

Ruega por este corazón

que no ama como debiera.

Clara, madre y hermana,

ruega por la paz que nos falta,

por la esperanza que no tenemos,

por la alegría que se apaga.

Clara, Madre y hermana,

ruega  el Señor para que nos conceda

en don de la fidelidad

y el don de nuevos hermanos y nuevas hermanas.

Fr. José Rodríguez Carballo OFM (Ministro general)

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.