Dios todopoderoso,
cuyo Hijo quiso nacer de la Virgen María,
por la obra del Espíritu Santo,
para librar a los hombre de la muerte
y otorgarles el don de la nueva vida;
atiende los deseos de ésta hija tuya,
que te suplica por el hijo que espera;
concédele tu abundante bendición
y bendice también el fruto de su vientre;
y, por intercesión de San Ramón Nonato,
abogado y protector suyo,
haz que tenga un parto feliz,
para que la madre que da la vida y
el hijo que la recibe te alaben juntamente
y proclamen tu bondad.
PorJesucristo nuestro Señor.

Amén

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.