Mi muy amado Francisco Javier, hazme participar de tu celo, abrázame en deseos de ganar almas a Dios, viviendo de modo que mi conducta sirva a todos de exhortación a la virtud.
Ruega a Dios Padre para que envíe muchos y fervorosos operarios que cultiven su viña.
Haz por fin que a imitación tuya, venciéndonos a nosotros mismos, despreciando lo temporal y valorando lo eterno, demos gloria a la Trinidad Santísima por los siglos de los siglos. Así sea.


Énlaces externos[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.