Señor, guardad vuestra Iglesia con la protección continua de San Carlos, vuestro confesor y pontífice, y que la intercesión de este santo, a quien su solicitud pastoral condujo a la gloria eterna, para siempre nos haga fervorosos en vuestro amor. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.