San Alberto Hurtado,
Amigo de los patroncitos
De los que no tienen casa
Y sienten hambre y frío.
Le diste el hogar de Cristo,
Les regalaste tu abrigo,
Los quisiste como hermanos,
Los trataste con cariño.
Nos enseñaste ayudar
A hacer la vida más buena ...
Eso es solidaridad,
Y hay que dar hasta que duela.

Énlaces externos[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.