Señor mío Jesucristo crucificado, Hijo de la Bienaventurada Virgen María:

-abrid vuestros oídos y escuchadme, como escuchasteis a vuestro Eterno Padre en el Tabor;

-abrid vuestros ojos y miradme, como mirasteis desde la cruz a vuestra dolorosa Madre;

-abrid vuestra bendita boca y habladme, como hablasteis a San Juan para llamarlo hijo de María;

-abrid vuestros brazos y abrazadme, como los abristeis en la cruz para abrazar al género humano.

- abrid vuestro corazón y encerrad en él el mío; oíd mis suplicas y concededme lo que os pido, si fuere del agrado de vuestra santísima voluntad.

Amén.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.