Devocionario Católico
Advertisement
Devocionario Católico

Ahora, Señor, ya puedes dejar
que tu servidor muera en paz como le has dicho.
Porque mis ojos han visto a tu salvador,
que has preparado y ofreces a todos los pueblos,
luz que se revelará a las naciones
y gloria de tu pueblo, Israel. (Lucas 2,29-32)

Advertisement