Nuestra Señora del Rosario, representada por el pintor español Bartolomé Esteban Murillo.

Advocación mariana celebrada el 7 de octubre, celebrando el triunfo de las tropas cristianas sobre las musulmanas en la Batalla de Lepanto, la cual que ganó por su intercesión a través del Santo Rosario.

En el año 1208 la Virgen María se le apareció a Santo Domingo de Guzmán, en el monasterio de Prouilhe en Francia, con un rosario en la manos enseñandole a rezarlo, convirtiendo la devoción del Santo Rosario popular en todo el mundo.

En el siglo XV la devoción mariana había decaído, apareciendose al Beato Alano de la Rupe, quien volvió a promover el santo Rosario, y en el siglo XVI, su intercesión llevó a la victoria en la batalla de Lepanto, el Papa San Pío V creo la fiesta el día del aniversario de la victoria de Lepanto y la llamó Nuestra Señora de la Victorias y su sucesor, Gregorio XIII, cambió el nombre de su festividad al de Nuestra Señora del Rosario.

Oraciones[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.