MagdalenaGabrielaCanossa.jpg

Padre nuestro que estás en los cielos en donde coronas los méritos de los que te sirven con fidelidad sobre la tierra, haz que se manifieste la gloria de tu sierva Santa Magdalena de Canossa acogiendo por su intercesión nuestra humilde plegaria. (Padre nuestro, Ave María, Gloria).

Jesucristo, único Hijo del Padre eterno, nuestro Señor, que has prometido recompensar con los gozos celestiales a los que te hubieren servido en la persona de los pobres, tus hermanos concédenos la gracia que te pedimos por intercesión de Santa Magdalena de Canossa, que dedicó su vida entera al servicio de los míseros y se complacía en designar a las hermanas de su Instituto con el nombre de Siervas de los Pobres. (Padre nuestro, Ave María, Gloria).

Espíritu Santo, inefable amor del Padre y del Hijo, tú que obras milagros de gracias en las almas, por la caridad ardiente que has infundido en el corazón de Santa Magdalena de Canossa, multiplica tus dones en nosotros y concédenos lo que te pedimos. (Padre nuestro Ave María, Gloria). Y tú, Virgen Dolorosa, a quien la Santa Fundadora dedicó su Instituto, impétranos el mismo espíritu de "Fe, Esperanza y Caridad" que animaba a Santa Magdalena de Canossa que ahora por divina bondad contempla tus glorias en el cielo y haz que nuestras humildes súplicas sean acogidas benignamente por el Señor. (Padre nuestro, Ave María, Gloria).

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.