Capullo de Albania,

niña bendecida,

madre de los pobres

por Dios elegida.

Regalo del cielo

envuelta en un sari,

sandalias de Pablo,

incansable viajera.


Madre de los pobres

entre los más pobres,

multiplicando amor

desde una moneda,

para repartirlo

entre seres hambrientos,

enfermos y solos,

en unas literas.


Madre de Calcuta,

ejemplo de todos,

¿Qué calle

no conoció tu amor y fortaleza?

¿Qué niño

no sintió tu ternura

al recibirlo?

¿Quién no aprendió

tu oración de Misionera?


Beata en el Cielo

que amaste en la Tierra

a cada mendigo que diste la mano,

Madre de los pobres

entre los más pobres,

hazme descubrir a Jesús en cada hermano.

Amén

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.