Sueño de José, por José Luzán.jpg

V. El ángel del Señor se apareció en sueños a José.
R. Para que no repudiara a María.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo. Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús. San José, padre adoptivo del Hijo de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

V. José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa.
R. Pues lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo. Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús. San José, padre adoptivo del Hijo de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

V. Dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.
R. Porque salvará a su pueblo de sus pecados.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo. Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús. San José, padre adoptivo del Hijo de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

V. Ruega por nosotros, glorioso Patriarca san José.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oremos. Sostenidos por el patrocinio del Esposo de tu Santísima Madre, rogamos Señor de tu clemencia hagas que nuestros corazones, despreciando todo lo terrenal, te amen, a ti, Dios verdadero, con perfecta caridad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. R. Amén.

Gloria al Padre… (tres veces).

Y que todos los moribundos descansen en el Señor y obtengan la vida eterna. Amén.

El mismo san José, cuyo patrocinio invocamos (†) interceda por nosotros ante el Señor.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.