Alvarodelportillomp.jpg

Beato Monseñor Álvaro del Portillo, sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer frente a la cabeza del Opus Dei y fue su primer obispo prelado.

Monseñor Álvaro del Portillo nació en Madrid, España, el 11 de marzo de 1914, siendo el tercero de ocho hijos del matrimonio de Clementina Diez de Sollano (mexicana) y de Ramón del Portillo y Pardo (español). Luego de terminar el bachillerato en el colegio El Pilar, ingreso a estudiar a la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, donde terminó sus estudios en 1941 y a la vez estudió Filosofía y Letras (Sección de Historia) y se doctoró en 1944.

Ingresó en 1935 al Opus Dei, institución católica fundada 7 años antes por San Josemaría Escrivá de Balaguer, donde fue formado por su fundador y desde 1939 hizó un intenso apostolado por diversas ciudades de España.

El 25 de junio de 1944 fue ordenado sacerdote por el obispo de Madrid, Mons. Leopoldo Eijo y Garay, junto con José María Hernández Garnica y José Luis Múzquiz: eran los tres primeros sacerdotes del Opus Dei, después del fundador.

En 1946 se traslada a Roma, donde participará en la expansión del Opus Dei por Italia, haciendo un intenso apostólado en Roma, Milán, Nápoles, Palermo y otras ciudades. A partir de 1948, fue nombrado rector del recién fundado Collegio Romano della Santa Croce, además en este año obtiene el doctorado en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Santo Tomás.

Desde el papado de Pío XII a San Juan Pablo II, ha desempeñado diversos encargos como miembro o consultor de 13 organismos de la Santa Sede.

Durante el Concilio Vaticano II, participó como consultor de la Sagrada Congregación del Concilio (1959-66), fue presidente de la Comisión para el Laicado y secretario de la Comisión sobre la Disciplina del Clero y del Pueblo Cristiano (1962-65), una vez terminado el concilio Pablo VI lo nombró consultor de la Comisión postconciliar sobre los Obispos y el Régimen de las Diócesis (1966).

El 15 de septiembre de 1975, en el congreso general convocado tras la muerte del fundador, el Monseñor Álvaro del Portillo fue elegido como sucesor al frente del Opus Dei. El 28 de noviembre de 1982, San Juan Pablo II erigió el Opus Dei en prelatura personal, lo designó Prelado de la nueva prelatura. Ocho años después, el 7 de diciembre de 1990, lo nombró obispo y, el 6 de enero de 1991, le confirió la ordenación episcopal en la basílica de San Pedro.

Bajo su mando, la prelatura personal del Opus Dei comenzó la actividad bajo 20 nuevos países, realizó un numerosas visitas pastorales alrededores del mundo.

Álvaro del Portillo es autor de publicaciones sobre materias teológicas, canónicas y pastorales: Fieles y laicos en la Iglesia (1969), Escritos sobre el sacerdocio (1970) y numerosos textos dispersos, gran parte de ellos recogidos póstumamente en el volumen Rendere amabile la Verità. Raccolta di scritti di Mons. Álvaro del Portillo, publicado en 1995 por la Libreria Editrice Vaticana. En 1992 se publicó el volumen Intervista sul Fondatore dell'Opus Dei, fruto de sus conversaciones con el periodista italiano Cesare Cavalleri, sobre la figura de san Josemaría Escrivá, que ha sido traducido a varias lenguas.

Mons. Álvaro del Portillo falleció en Roma en la madrugada del 23 de marzo de 1994, pocas horas después de regresar de una peregrinación a Tierra Santa. La víspera, el 22 de marzo, había celebrado su última misa en la iglesia del Cenáculo de Jerusalén.

Fue beatificado el 27 de septiembre de 2014 por el Papa Francisco y su festividad el de 12 de mayo.

Oraciones[editar | editar código]

Énlaces externos[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.